Blogia
Desde Pina: el blog de Marisa Fanlo Mermejo

DISCURSO DE LABORDETA EN EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN

"Gracias, señor Presidente. Señorías. Señor Presidente del Gobierno:

En primer lugar, mostrar desde Chunta Aragonesista nuestra solidaridad con los familiares y amigos de los fallecidos por el atentado de Yemen.

Sobre el tema del terrorismo quisiera decirle unas palabras de Gordon Brown: No se consigue la PAZ sólo con las armas. Hay que sentarse a negociar. El problema es que ya conocemos la estrategia y las estratagemas del enemigo y una nueva tregua habría que aceptarla dejando fuera todas las armas. De lo contrario estamos ya hartos de engaños y de especulaciones fraudulentas y engañosas que a algunos les sirven para sobrevivir políticamente.
Dentro de escasas fechas va a terminar una nueva legislatura en la que el salario medio sigue siendo el mismo del año 97. Seguimos con bajísimas pensiones contributivas y no contributivas, para jubilados, prejubilados -una manera soez de arreglar la RTVE- y el problema escandaloso de las viudas. No se han reformado las haciendas locales para acabar con su mayor ingreso: la especulación del suelo. Señor Presidente: En Chunta Aragonesista ha encontrado usted honestidad, claridad, lealtad y si había avances sociales o políticos hacia la izquierda, allí nos encontraba; pero no apoyamos la Ley de Educación porque iba en contra de la enseñanza pública; estuvimos en contra de la injusta reforma laboral y denunciamos la insostenible situación del Sahara, como vemos confusa y sin sentido una Ley del Cine que ahuyenta y subleva a todos los miembros de ese colectivo.

Seguimos sin Ley de la memoria histórica por temor a revivir pasajes dramáticos de la historia y mientras nuestros muertos se pudren en las cunetas, los de la derecha son elevados a los altares como mártires -se acuerda- de la santa tradición. Y todos callados.

Seguimos sin la reforma del reequilibrio territorial: Maestrazgo, Ribagorza, Belchite, Daroca, sierras de Teruel, Soria, Zamora, su propio León se hunden en el mayor olvido y en la mayor desolación.

Vuelvo a Teruel y reclamo de nuevo la agilidad de las lentas actuaciones del Plan de Actuaciones Específico y el no nato para 2009-10 y que anda perdido por los despachos ministeriales.
¿Nos van a regalar una ofrenda millonaria desde la OTAN? Nadie dice nada. Por cierto Presidente, en su informe y en su exposición no habla para nada de la Expo 2008 de Zaragoza. ¿Olvido? Va a ser el acontecimiento más importante de ese año.
Seguimos reclamando mejoras urgentes en las infraestructuras aragonesas que no citaré porque ya constan reiteradamente en nuestras peticiones.

Lo que sí haré será recordar y preguntar qué pasa con los 400 millones de euros que el Estado debe a Aragón como deuda por la merma tributaria.

Hoy, señor Presidente, no le daría mi apoyo para su elección. ¿Por qué?

Durante casi cuatro años hemos estado al lado de ustedes en la defensa de muchas leyes, y como compensación a esa posición franca y sincera sus compañeros de partido en Aragón han despreciado de la manera más vulgar a las gentes de Chunta Aragonesista: Nos tratan como viejos nacionalistas pobres y apestados. Y aunque durante cuatro años fuimos la tercera fuerza política su representante allí, don Marcelino, no nos quiso ni en la Mesa de las Cortes. Las cosas no nos fueron bien, quizás por trabajar con honradez, coherencia y, lo que es peor, ideología, y la reprobación ha sido machacante apoyándose en medios de comunicación y poderes fácticos que veían en mis compañeros la posibilidad de perder sus especulaciones partidistas, mejor dicho territoriales, de metros cuadrados adosados.

A pesar de la debacle, seguíamos, junto con IU, siendo la posibilidad de formar un gobierno progresista, de izquierdas. Éramos mayoría pero don Marcelino ha preferido seguir amarrado a un partido cuya ideología es sobre todo la de ser una agencia rural de colocación.
Y si las cosas pintaban turbias, en el Ayuntamiento de Zaragoza, en donde durante cuatro años se optó por una política social como no se había hecho nunca -la primera ciudad en vivienda de protección oficial- el señor Belloch prefiere pactar con gente que lo ha llevado a tribunales, que le ha tildado de borracho, que le ha hecho una política de oposición sin ideología basándose tan solo en su obediencia a aquellos poderes que necesitan terrenos para seguir sobreviviendo en la especulación. ¿Por qué ese giro? ¿A qué se ha debido? Algún día alguien nos lo explicará o la realidad, que es muy machacona, nos lo descubrirá.

No sé si esto es el Estado de la Nación, pero es el estado de mi nación, de mi pequeño país, de Aragón, en donde es posible, que como en otras muchas ocasiones los minoritarios seamos destrozados por todos los poderosos. Estamos habituados; aprendimos de Costa. Pero, compañero Presidente:

Habrá un día en que todos

Al levantar la vista

Veremos una tierra

Que ponga libertad.

Y ahí seguiremos, desde cualquier frente, recordando a aquel Presidente al que un día le di mi apoyo y mi confianza y que en la próxima legislatura no podré hacerlo como portavoz porque uno se retira a los cuarteles de invierno, que son la vejez, maltrecho por demasiados desengaños.

Sé que oír la verdad duele y espero que esta vez la represión no caiga sobre mis espaldas, como otras muchas veces, y que la historia futura le sea benigna y que el Hemiciclo deje de ser un centro de griterío y consigamos que la abstención no sea la respuesta a tanto desengaño político y moral.

Gracias y nada más, señor Presidente."

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres